Menu Datos Abiertos en 60 segundos

Si alguna vez consultó el pronóstico del clima en línea, usó el GPS de su Smartphone para encontrar una farmacia abierta en la madrugada o calculó cuanto paga su ciudad por reparaciones de caminos, entonces usted ha usado Datos Abiertos. Sin embargo, durante mucho tiempo acceder a esta clase de información fue muy difícil, incluso imposible pues muchas veces los datos no estaban disponibles.

Los datos se consideran “abiertos” si todos pueden utilizarlos, re-utilizarlos y redistribuirlos libremente para cualquier fin, sin restricciones.

El concepto de Datos Abiertos es bastante reciente. Se originó con la convicción de que existe una enorme cantidad de información que es recolectada por el gobierno periódicamente, y que estos datos deberían de estar disponibles para todos los ciudadanos.

A fines de la década de los 2000, gobiernos y diferentes entidades comenzaron a permitir que un mayor número de usuarios tuviera acceso a estos recursos. Las primeras políticas gubernamentales en Datos Abiertos aparecieron en el año 2009. Hoy, más de 250 Gobiernos a nivel nacional, sub-nacional y municipal; casi 50 países tanto en desarrollo, como desarrollados y entidades como el Banco Mundial y las Naciones Unidas han puesto en marcha iniciativas y políticas públicas de datos de Datos Abiertos, y cada año se suman nuevas intervenciones.

Los datos se consideran abiertos si alguien puede utilizarlos, re-utilizarlos y redistribuirlos gratuitamente para cualquier fin, sin restricciones. Si bien, una gran cantidad de información es publicada en los sitios web de los gobiernos, gran parte está destinada a ser leída como documentos individuales y no a re-utilizarse con otros fines. Para que los datos se consideren “abiertos,” estos deben poder ser re-utilizables, es decir, que puedan ser descargados en formatos abiertos, ser leídos por diversos softwares, y que los usuarios tengan el derecho legal de re-utilizarlos.

Cuando los datos están al alcance de todos y son fáciles de utilizar, los beneficios pueden ser significativos: pueden simplificar y hacer más eficientes los servicios gubernamentales, multiplicar las oportunidades económicas, promover la innovación, mejorar la seguridad pública y reducir la pobreza. A medida que los beneficios de tener Datos Abiertos llegan a poblaciones más amplias y se descubren otras opciones más útiles, los Gobiernos e Instituciones, a escala global, se muestran cada vez más a favor de poner en marcha o ampliar programas de este tipo. Llevará tiempo comprender totalmente la complejidad y el amplio potencial que tienen los Datos Abiertos, que deriva del entorno abierto de las licencias y condiciones de uso.

Puesto que los Datos Abiertos se encuentran en una etapa inicial, las mejores prácticas y comunidades de uso, recién comienzan a aparecer.

Acerca de este conjunto de herramientas

Como colección de herramientas y conocimientos en línea, esta herramienta de Datos Abiertos de gobierno respalda los esfuerzos de preparación de Datos Abiertos en los países clientes y en un número creciente de entidades y organizaciones que se unen a esta revolución técnica. La herramienta proporciona la orientación necesaria para que creen sus propias estrategias y plataformas de Datos Abiertos.

Una forma de entender las iniciativas de Datos Abiertos de gobierno es considerarlas como si fueran “tipos de economías,” en las cuales los datos representan productos básicos; los usuarios de datos, o “consumidores,” constituyen la demanda y los organismos del Gobierno y otras fuentes vendrían a ser la oferta. Esta filosofía se incorpora en el conjunto de herramientas y su enfoque sobre la estructuración de una iniciativa de Datos Abiertos de gobierno.

La caja de herramientas de Datos Abiertos de gobierno está compuesta de esta introducción y otras siete secciones:

  1. Aspectos fundamentales de los Datos Abiertos. Breve orientación que incluye el concepto de los Datos Abiertos, como se utilizan y ejemplos de iniciativas de este tipo en diferentes niveles; útil para todos, especialmente los usuarios nuevos o con poca experiencia.

  2. Empezando una Iniciativa de Datos Abiertos de gobierno. Provee algunas de las herramientas que los gobiernos necesitan para tomar los primeros pasos en una Iniciativa de Datos Abiertos; de particular interés para administradores de datos, coordinadores y personal dentro del gobierno.

  3. Opciones Tecnológicas. Resumen de aspectos técnicos de la preparación del catálogo de Datos Abiertos; particularmente útil para especialistas en tecnología de la información.

  4. Demanda y Participación. Cómo establecer comunidades de usuarios y promover el aprendizaje sobre Datos Abiertos entre las partes interesadas a nivel local, nacional y regional; cómo transmitir los conceptos de los Datos Abiertos a través de alianzas con medios de comunicación y otros; resulta de gran interés para los organismos del Gobierno, las organizaciones civiles, los tecnólogos y periodistas.

  5. Oferta y calidad de los datos. Cómo administrar bases de datos, localizar y asegurar su calidad, puntualidad y precisión; de interés y gran ayuda para los productores de datos.

  6. Guía de evaluación del grado de preparación. Cómo utilizar la guía metodológica del Banco Mundial para diagnosticar las medidas que un Gobierno debe tomar a fin de poner en marcha la iniciativa de Datos Abiertos; resulta de interés para los Gobiernos que están comprometidos con los Datos Abiertos pero que no les es muy claro por dónde empezar.

  7. Asistencia Técnica y Financiamiento. Una lista de recursos de asistencia técnica y financiamiento del Banco Mundial y otras organizaciones; pertinente para los Gobiernos de países en desarrollo.

Help/Feedback